El examen International English Language Testing System (IELTS) es la prueba de inglés más demandada por estudiantes e inmigrantes. Cada año, más de 1,5 millones de candidatos realizan el examen IELTS para iniciar su trayectoria educativa y profesional.
Las instituciones educativas, empresas, organismos de registro profesionales y departamentos gubernamentales de inmigración a menudo exigen una prueba de inglés en sus procedimientos de contratación o admisión. Por lo general, IELTS se acepta para dichos casos.
Es un examen específicamente diseñado para evaluar el nivel de inglés. Está gestionado conjuntamente por los exámenes ESOL de la Universidad de Cambridge, el British Council y IDP Education Australia. En él se evalúan:

• Comprensión lectora
• Expresión escrita
• Expresión oral
• Comprensión auditiva

Empresas, universidades y agencias de inmigración de todo el mundo utilizan IELTS para comprobar el nivel de inglés en un entorno laboral. En Australia y Nueva Zelanda se ha convertido en un requisito para solicitar la residencia o para trabajar. En el Reino Unido es requerido para profesiones como farmacéutico, médico, etc.
El IELTS tiene 4 partes: Listening, Reading, Writing y Speaking. La duración total del examen es de 2 horas y 45 minutos.

english language for childrenListening: consta de 4 ejercicios, cada uno de los cuales se basa en una grabación auditiva que puede ser un monólogo o una conversación entre 2 o más personas. Entre los ejercicios, se incluyen de respuesta múltiple, de completar oraciones, de completar cuadros, gráficos o diagramas, y de respuesta corta en una o dos frases. En esta parte del examen, hay que tener en cuenta que se pueden escuchar acentos de cualquier parte del mundo, lo que añade un grado de dificultad sustancial.

Reading: Consta de 40 preguntas agrupadas en 3 secciones. Cada texto tiene una longitud de entre una y dos páginas sobre el que se realizan varias preguntas. Los textos son extractos reales de libros, artículos de investigación, periódicos y revistas científicas. El tipo de preguntas, al igual que en la parte oral, es muy variado: respuesta múltiple, completar tablas, gráficos o diagramas, localizar la información en el texto, indicar la opinión del escritor…

Writing: Esta parte se compone de dos ejercicios, una redacción de 150 palabras y otra de 250 palabras. Como redacción de 150 palabras se suele pedir un pequeño informe sobre una información que se proporciona al examinado en cualquier formato (texto, gráfico, tabla o diagrama).
Respecto a la redacción de 250 palabras, normalmente se presenta una información de manera muy breve (un par de líneas), a continuación una afirmación sobre la misma, y luego se pide al examinado que explique si está de acuerdo o no con dicha afirmación, exponiendo brevemente los argumentos necesarios. El segundo ejercicio supone dos tercios de la nota del “Writing” y el primero un tercio.

El sistema de puntuación es el llamado “por bandas” o baremo. La corrección situará el ejercicio por separado en diferentes bandas (de 1 a 9), según el grado de perfección de los mismos. Un muy buen ejercicio se situaría en la banda 8, mientras que un ejercicio mediocre, con faltas gramaticales serias pero entendible, se situaría en la banda 5, entre un 6 o 6.5 (mínimo que se suele pedir para poder entrar en una universidad inglesa y seguir una clase de nivel universitario en inglés). Al final, se realiza una media ponderada con todas las bandas obtenidas, que se convierte en la puntuación final.
En el IELTS no existe el aprobado o suspenso. El IELTS otorga una nota de 0 a 9.