academia-ingles-en-madrid-3

La Auditoría Lingüística (languaje testing) es cada vez más importante en el entorno laboral, cómo sabemos que un trabajador puede desarrollar su trabajo en otra lengua?. Saber participar en meetings, dar órdenes o acatarlas……..etc,

El principal objetivo de una auditoría lingüística para empresas es ayudar a una organización y/o persona a que desarrolle e implemente una política adecuada en su trabajo.

La cuestión básica es saber si el trabajador posee las competencias lingüísticas que requiere para afrontar las necesidades presentes y futuras y, si no fuera el caso, sugerirle lo que podría hacer en este sentido. Este análisis se puede dirigir hacia un trabajador o toda una organización, hacia un único departamento o hacia un grupo concreto de trabajadores. En general, una auditoría lingüística cuenta con los cinco pasos siguientes:

  1. Identificar los puestos en los que se utiliza el idioma junto con las tareas específicas que se llevan a cabo.
  2. Definir el nivel de competencia deseado para realizar satisfactoriamente las tareas identificadas (especificaciones laborales). Se trata del objetivo.
  3. Determinar los niveles de competencia actuales de las personas que ocupan esos puestos, lo que representa el punto de partida.
  4. Diseñar programas de formación que lleven a las personas en cuestión desde sus niveles actuales de competencia a los establecidos en el paso 2. Es decir, lo que llamaríamos el espacio para la formación.
  5. Presentar un informe completo a la dirección de la empresa, departamento por departamento e individuo por individuo, que facilitará la toma de decisiones futuras relacionadas con esta área.

Propuestas y análisis del mercado:

Teniendo en cuenta la “novedad” relativa de este producto o su auge en el mercado, existen variedad de exámenes por los que las empresas valoran en dominio del idioma de sus futuros o existentes trabajadores.

imagesEn este punto tenemos que mencionar que una prueba de nivel del Marco Común Europeo de  Referencia para las lenguas mediante los exámenes de Cambridge  ESOL establece unos ejercicios de 2 horas y media de duración y contienen: Listening, Writing, Reading, Speaking & Use of English. Mediante este ejercicio se califica el nivel de inglés de un alumno y se engloba dentro del Marco Europeo:

A-1, A-2, B-1, B-2, C-1, C-1 y dentro de éstos los subniveles A,B, y C.

Es decir, para comprobar realmente las competencias lingüísticas de una persona se necesita una prueba de nivel muy completa.

Cabe destacar que en E.E.U.U. el índice de población extranjera es tan alto que antes de contratar un trabajador deben presentar su acreditación lingüística, se llama ALTA; y las pruebas de nivel que exige son mucho más exhaustivas que los exámenes ESOL.

En Miranda’s Academy proponemos como Language Testing:

  • IELTS; International English Language Testing System.
  • BULATS; Business Language Testing Service.
  • PERSONAL INTERVIEW; IELTS Criterios.

IELTS:

International English Language Testing System. Es un examen específicamente diseñado para evaluar el  nivel de inglés. Está gestionado conjuntamente por los exámenes ESOL de la Universidad de Cambridge, el British Council y IDP Education Australia. En él se evalúan:

  • Comprensión lectora
  • Expresión escrita
  • Expresión oral
  • Comprensión auditiva

Empresas, universidades y agencias de inmigración de todo el mundo utilizan IELTS para comprobar el nivel de inglés en un entorno laboral. En Australia y Nueva Zelanda se ha convertido en un requisito para solicitar la residencia o para trabajar. En el Reino Unido es requerido para profesiones como farmacéutico, médico, etc.

El IELTS tiene 4 partes: Listening, Reading, Writing y Speaking. La duración total del examen es de 2 horas y 45 minutos.

Listening:  consta de 4 ejercicios, cada uno de los cuales se basa en una grabación auditiva que puede ser un monólogo o una conversación entre 2 o más personas. Entre los ejercicios, se incluyen de respuesta múltiple, de completar oraciones, de completar cuadros, gráficos o diagramas, y de respuesta corta en una o dos frases. En esta parte del examen, hay que tener en cuenta que se pueden escuchar acentos de cualquier parte del mundo, lo que añade un grado de dificultad sustancial.

Reading: Consta de 40 preguntas agrupadas en 3 secciones. Cada texto tiene una longitud de entre una y dos páginas sobre el que se realizan varias preguntas. Los textos son extractos reales de libros, artículos de investigación, periódicos y revistas científicas. El tipo de preguntas, al igual que en la parte oral, es muy variado: respuesta múltiple, completar tablas, gráficos o diagramas, localizar la información en el texto, indicar la opinión del escritor…

Writing: Esta parte se compone de dos ejercicios, una redacción de 150 palabras y otra de 250 palabras. Como redacción de 150 palabras se suele pedir un pequeño informe sobre una información que se proporciona al examinado en cualquier formato (texto, gráfico, tabla o diagrama).

Respecto a la redacción de 250 palabras, normalmente se presenta una información de manera muy breve (un par de líneas), a continuación una afirmación sobre la misma, y luego se pide al examinado que explique si está de acuerdo o no con dicha afirmación, exponiendo brevemente los argumentos necesarios. El segundo ejercicio supone dos tercios de la nota del “Writing” y el primero un tercio.

El sistema de puntuación es el llamado “por bandas” o baremo. La corrección situará el ejercicio por separado en diferentes bandas (de 1 a 9), según el grado de perfección de los mismos.  Un muy buen ejercicio se situaría en la banda 8, mientras que un ejercicio mediocre, con faltas gramaticales serias pero entendible, se situaría en la banda 5,  entre un 6 o 6.5 (mínimo que se suele pedir para poder entrar en una universidad inglesa y seguir una clase de nivel universitario en inglés). Al final, se realiza una media ponderada con todas las bandas obtenidas, que se convierte en la puntuación final.

En el IELTS no existe el aprobado o suspenso. El IELTS otorga una nota de 0 a 9.

BULATS:

El sistema multicultural BULATS de Cambridge es muy popular actualmente.  Permite a las empresas medir los conocimientos de business english en particular. Se utiliza frecuentemente en procesos de contratación de nuevos empleados, formaciones de todo tipo, establecimiento de criterios y desarrollo profesional en general. Es muy utilizada también dentro las propias compañías entre sus trabajadores para considerar la opción de promociones de empleados y demás.

Al igual que IELTS no existe una calificación de “apto”,  se establece un baremo en este caso de 100 puntos y existen 6 niveles de calificación: los mismos que el marco Europeo: A-1, A-2, B-1, B-2, C-1, C-2.

Tiene la misma duración de examen y las competencias son las mismas: Listening, Speaking, Reading & writing.

Las pruebas son muy similares, la diferencia que se establece entre uno y otro es el tipo de inglés utilizado, podemos resumirlo en las siguientes:

  • IELTS es un baremo de nivel utilizado para estudiar en universidades europeas, y obligatorio en muchas carreras universitarias como para la titulación, hasta ahora el Language Testing más utlizado. Se utiliza para comprobar que los alumnos pueden acceder a estudiar en una universidad o cursar 3º ó 4º de ciertas carreras. El baremo que mide es más preciso que un “General English”.
  • BULATS es un baremo únicamente comercial (Business English), sólo mide el nivel de inglés en los negocios. Es una prueba muy específica.
  • Una comparación que podemos establecer: una persona que en IELTS puede estar en nivel B-2, en un baremo BULATS estaría en un B-1, los candidatos siempre sacarán menor nota al ser más específico con una terminología y expresiones más enfocadas a un entorno de negocios.

Sin embargo; depende de para qué puesto de Dirección podría ser muy útil ya que revelaría si la persona puede desenvolverse o no en un entorno completamente laboral y soportar la presión de utilizar otra lengua correctamente.

 

  • PERSONAL INTERVIEW; IELTS Criterios Speaking:

En este caso hablamos de una entrevista personas a través de Skype o teléfono, utilizando los criterios de calificación que del examen IELTS, de manera que el candidato queda totalmente evaluado en su competencia de speaking. Recomendado para empresas cuyos trabajadores necesitan hablar Inglés de forma real.